Inicio Consejos Cada cuánto hay que cambiar las sábanas

Cada cuánto hay que cambiar las sábanas

por Albert

Lo sabemos. Cambiar las sábanas puede que sea una de las tareas del hogar -junto a planchar- más tediosas. Sí, a todos nos gusta dormir en sábanas limpias, sentir esa sensación de frescura y pulcritud cada noche al acostarnos. Sin embargo, parece que olvidamos cambiarlas más frecuentemente de lo recomendado.
Puede ser que sea una cuestión de pereza o bien porque si estamos solos nos resulte complicado cambiar las sábanas, pero deberíamos incorporarlo en nuestra rutina de tareas semanales si no queremos dormir en un nido de bacterias.

Cambia las sábanas una vez a la semana
Así es. Lo mínimo recomendable es cambiar una vez a la semana tus juegos de sábanas. Aunque el microbiólogo de la Universidad de Nueva York, el Dr. Philip Tierno, aconseja hacerlo de dos a tres veces por semana, en función de tus hábitos y estado de salud. Por ejemplo, si duermes desnudo o estás enfermo, se tiende a acumular más bacterias en las sábanas, por lo que es necesario aumentar la frecuencia del lavado.

Pasamos una media de 8 horas en la cama y las sábanas se pueden ensuciar de muchas maneras: sudor, humedad, pelos, células muertas, bacterias, hongos, restos de crema y maquillaje, ácaros del polvo, fluidos bucales si tiendes a roncar y dormir con la boca abierta… hasta el calor generado por los rayos del sol puede provocar que las sábanas tengan mal olor.

¡No queremos que te alarmes! Si tu ritmo diario frenético te lo impide, no te preocupes, puedes hacer el cambio de sábanas cada fin de semana, pero no te olvides de ello si no quieres dormir junto a ácaros de polvo y otros residuos invisibles.

Principales motivos para lavar tus sábanas semanalmente
Debes conocer las razones por las cuáles se recomienda cambiar mínimo una vez a la semana tus sábanas. Aparentemente, ves tu ropa de cama y no crees que necesite lavarse tan asiduamente. Y es que, por lo general, si solo utilizas la cama para ir a descansar, es decir, evitas beber o comer cualquier alimento en la cama, a vista humana tus sábanas parecen limpias y podrías aguantar una semana más sin cambiarlas. Sin embargo, el ojo humano es incapaz de percibir las bacterias, ácaros de polvo, polen y restos de piel muerta que se depositan en los tejidos.

Así es, podríamos decir irónicamente que cada noche, mientras descansamos profundamente y de forma tranquila sobre nuestra cama, hay un “sarao” de bacterias dispuestas a poblar nuestro hogar. Así que lo mejor es que cada semana pongamos a lavar las sábanas para acabar con todos ellos.
Asimismo, ten en cuenta que la temperatura de lavado es muy importante para eliminar las bacterias. Lee siempre la etiqueta del fabricante para conocer cuál es la temperatura máxima para lavar ese juego de sábanas, pero mínimo debería ser un lavado con un programa a 40º- 60º.
Como consejo final, cuando te levantes por la mañana, no hagas la cama inmediatamente. Es necesario dejarla airear unos minutos y pasado este tiempo, ya puedes hacerla. ¡No lo utilices como una excusa para dejarla sin hacer! O te perderás la sensación de comodidad que da cada noche acostarte en una cama hecha.
También sería ideal que cada tres meses hagas limpieza de almohadas y una vez al año airees el colchón para evitar la proliferación de ácaros.

Artículos relacionados

error: