El colecho es la fórmula empleada para referirse a cuando los padres duermen con sus hijos, ya sea en la misma cama o, bien, en una cuna adosada. Hay diseños específicos para ello, pero también puedes recurrir a una cuna convencional quitando la parte extraíble para facilitar la unión y el contacto. En ambos casos, los juegos de sábanas de algodón 100% son los más recomendables para el colecho, por sus propiedades transpirables y su suavidad.   

Comprar juego de sábanas                                                                               Comprar juego de sábanas de bebé

¿Es recomendable practicar el colecho?

El origen del colecho se remonta a la prehistoria y su práctica ha sido muy habitual a lo largo de los tiempos en Europa, hasta que en la Edad Media surgieron las primeras voces críticas que desaconsejaban que los hijos durmieran con los padres para evitar accidentes. Éste se ha convertido en el principal argumento de quienes no son partidarios del colecho: el peligro de asfixia o de aplastamiento del bebé, especialmente cuando tienen poco tiempo de vida.

                                                                                            

Por otro lado, los afines a la práctica del colecho defienden que, cuando los bebés duermen con sus padres, se afianza su vínculo emocional, además de recibir protección y calor e incluso aprenden a respirar mejor al escuchar la respiración de sus progenitores. Además, otra ventaja del colecho es que estimula la lactancia materna, ya que los bebés son amamantados más a menudo y durante más tiempo que los que duermen en habitaciones separadas, lo que provoca que los pequeños tengan un ritmo de sueño distinto: fases profundas más breves.

La elección de practicar o no el colecho con tus hijos debe responder a tus necesidades. 

Ropa de cama para el colecho: juegos de sábanas de algodón 100% 

Si optas por practicar el colecho en la misma cama, hay que crear un ambiente cómodo y beneficioso para todos. Para ser prácticos, nuestra primera recomendación es que te hagas con una cama grande: para que tres personas duerman cómodamente las medidas óptimas deben ser de 180x200 cm o 200x200 cm.

Asimismo, otro factor que debes tener en cuenta es el tejido de los juegos de sábanas que vayas a utilizar.  Los bebés tienen una piel suave y sensible, así que lo más recomendable es elegir algodón 100%, ya que se trata de una fibra natural ligera y con propiedades traspirables, que permiten la circulación del aire a través de los hilos. Además, los juegos de sábanas de algodón 100% están recomendados para pieles atópicas y son muy agradables al contacto con la piel.

Tampoco puedes olvidarte de contar con un protector de colchón, ya que fácilmente tu bebé puede tener un accidente con el pañal, vomitar o tener reflujos. Es importante que sea fácil y rápido de lavar, transpirable e impermeable para que nada llegue al colchón.

Ropa de cuna de algodón 100%

Si prefieres que tu bebé duerma en la cuna -en la misma habitación o bien en una independiente-, la elección de la ropa de cuna influirá también en el descanso del pequeño.

Descubre la colección Burrito Blanco Baby

En este caso, encontrarás en el mercado múltiples juegos de sábanas de algodón 100% para cunas y maxicunas -resistentes a los lavados- que aportarán suavidad y protegerán la piel del bebé. El protector de barrotes o “chichonera” también es imprescindible para proteger al bebé y evitar golpes, así como poner un protector de colchón, lavable y fácil de cambiar.

Consulta aquí el listado con los imprescindibles en ropa de cuna y complementos textiles para el bebé.

¿Practicas el colecho? ¿Qué ventajas y desventajas ves al hecho de dormir en la misma cama con tu hijo? ¿Tienes algún truco para facilitar el sueño del bebé? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!