Burrito Blanco, hay historias que dejan marca

Burrito Blanco nació en los años 50 del siglo pasado en Barcelona como fabricante de sábanas, con la finalidad de ofrecer un producto de alta calidad reconocible por su suavidad, comodidad y durabilidad.

Unas máximas que se han mantenido hasta nuestros días a base de esfuerzo, innovación constante y, lo más importante, no perdiendo ni un ápice de su calidad y tradición.
Innovación en diseño, en funcionalidad y en elaboración que han llevado a Burrito Blanco ha ser referencia en el sector a través de una de las gamas más extensas del mercado en sábanas, fundas nórdicas, colchas, edredones, cojines… Un mundo divertido, sofisticado y colorista que ha creado tendencias a través de diversas colecciones, la mayoría de ellas surgidas de la creatividad de nuestro propio equipo de diseñadores y otras firmadas por marcas de reconocido prestigio.

Burrito Blanco despierta la misma ternura que en sus comienzos, pero ha evolucionado para dar respuesta a las necesidades de sus clientes. Fruto de ello es su introducción en el mundo de la decoración del hogar con diversas colecciones de colchas, edredones, cojines y plaids, o su colaboración con Armand Basi, para desarrollar ropa de cama, toallas de baño, playa y albornoces.

No podremos olvidar las certeras palabras de Rafael Mas, Director General de Burrito Blanco:
"El futuro se abre ante nosotros con grandes expectativas y un gran deseo de expansión pero, para llevarlas a cabo con garantías y que nuestro Burrito siga tan ágil y fuerte como siempre, debemos mantener el nivel de exigencia en lo más alto."