055_consejos

Cuidados y Consejos

    • Cuando vayas a escoger un producto, piensa antes en los materiales que compone el tejido. Si te decantas por un artículo 100% algodón, piensa que será más cálido que otras composiciones (con poliéster) pero deberás asumir que se te puede encoger más fácilmente si a lavas a altas temperaturas. Te recomendamos que laves siempre la ropa de cama con agua templada o fría.

    • Si te molesta tener que planchar, la mejor opción será elegir un tejido de composición combinada de algodón y poliéster, puesto que se arruga mucho menos. Si te decantas por planchar las sábanas, te recomendamos que lo hagas cuando el tejido aún esté ligeramente húmedo.

    • Antes del primer uso, se recomienda dar un lavado suave a las fundas nórdicas, las sábanas y las toallas (ver recomendaciones de cada producto según composición) puesto que eliminaremos las micro-partículas propias de la confección y además, el algodón ofrecerá un tacto más suave y agradable.

    • El dormitorio debe ser un lugar de descanso y sensualidad, por lo que debes elegir un estampado de cama adecuado al carácter de la habitación, sin sobrecargarlo o rebajar su estilo decorativo. Si elijes unos colores vivos y unas texturas estridentes dotarás al espacio de un espíritu dinámico, por lo que los muebles y entorno en general, debería ser sobrio, elegante y rectilíneo, para ofrecer un contraste agradable. Si tu habitación está muy cargada de elementos y colores, te recomendamos un estilo de cama discreto, de colores lisos y neutros, con la excepción, claro está, de las habitaciones infantiles.