Por lo general, aprovechamos los cambios de estación para lavar el relleno nórdico. Pero a veces, sobre todo con la entrada del invierno, el frío nos pilla desprevenidos y sacamos el relleno nórdico y la funda nórdica de inmediato, sin apenas contar con tiempo para realizar los cuidados necesarios que nos permitan conservar el aspecto mullido y tacto suave del relleno.    

Si es tu caso, no te preocupes, puedes aprovechar el cambio semanal de la funda nórdica para lavar también el relleno nórdico. Para que tengas una referencia de la cantidad de veces que hay que lavar el relleno nórdico, los expertos recomiendan hacerlo una o un par de veces al año para asegurar la máxima durabilidad del producto, además de realizar un lavado en seco cada tres o cuatro años.

Comprar funda nórdica -20%                                                                                                           Comprar funda nórdica -20%

Cómo mantener el relleno nórdico en perfectas condiciones

Antes de empezar, hay unos aspectos básicos que debes tener en cuenta a la hora de lavar y secar el relleno nórdico:

1. Consulta detenidamente las instrucciones del fabricante en cuanto al lavado y secado del producto. Encontrarás todas las especificaciones en la etiqueta.

2. Cerciórate que el nórdico no tenga ningún descosido o roto, puesto que podría salir el relleno del interior y quedarte sin textil.

3. Nunca utilices lejía, el relleno nórdico es una prenda delicada, por lo que debes lavarla sola y con productos suaves que no dañen el tejido.

4. Debes tener en cuenta si tu relleno nórdico es natural o sintético puesto que el mantenimiento del relleno nórdico variará en función del tipo de composición. 

Consejos para lavar el relleno nórdico en la lavadora 

Tienes diferentes opciones para limpiar el relleno nórdico. Si quieres lavarlo en casa, puedes hacerlo en la lavadora o bien en la bañera: la elección dependerá de la capacidad del tambor de tu lavadora. Por lo general se recomienda lavar a máquina nórdicos que no superen los 120 centímetros de ancho. Otra opción es llevar el edredón a lavar a una tintorería o utilizar un servicio público de lavandería, puesto que las lavadoras tienen una mayor capacidad de carga. 

Si has decidido lavar el relleno nórdico en tu hogar, estos son los pasos que debes seguir:

  1. Coloca el detergente -para prendas delicadas- en la lavadora y disuélvelo con agua tibia antes de introducir el nórdico.
  2. Pon el relleno nórdico en la lavadora en ciclo delicado. Si tienes dudas sobre la temperatura, te recomendamos un programa de agua fría.
  3. Tras finalizar el programa delicado, vuelve a poner la lavadora en modo aclarado, para asegurarte que no quede ningún resto de detergente en el edredón

Consejos para lavar el relleno nórdico en la bañera 

  1. Llena la bañera con agua templada hasta cubrir el edredón.
  2. Disuelve el detergente -especial para prendas delicadas- en el agua templada.
  3. Sumerge poco a poco el relleno nórdico hasta que quede todo bajo del agua. Cerciórate que no quedan burbujas de aire en el interior.
  4. Remueve, aproximadamente cada 15 minutos, el relleno nórdico hasta que el detergente se reparta por todo el textil.
  5. Vacía la bañera y escurre el relleno nórdico suavemente para quitar el agua. Vuelve a llenar la bañera con agua templada para aclararlo bien. Repite el mismo proceso hasta que no queden restos de detergente.

Tras el proceso de lavado puede ser que el edredón presente un aspecto grisáceo, plano y arrugado. ¡No te preocupes! Se trata del agua que ha absorbido el relleno. Tras el proceso de secado volverá a recuperar su aspecto original.

Consejos de secado del relleno nórdico

Tras lavar el relleno nórdico, hay que secarlo siguiendo también las instrucciones del fabricante si queremos mantenerlo en perfecto estado. Tienes dos opciones:

  1. Utilizar la secadora: si te decantas por esta opción, como en el caso de la lavadora, lo primero es asegurarte que tiene suficiente capacidad para poder introducir el relleno nórdico sin problemas. Introduce el nórdico junto con dos o tres pelotas de tenis nuevas. Se trata de un truco para evitar que el relleno se apelmace, puesto que, con el movimiento de la secadora, las pelotas golpearán suavemente el relleno y ayudarán a que recobre su esponjosidad. Selecciona el programa indicado por el fabricante.
  2. Secado al aire: es muy importante que tiendas el relleno nórdico horizontalmente, de forma que quede muy bien estirado, para evitar que el relleno se desplace a los laterales. Además, evita tenderlo directamente al sol, puesto que se podría deteriorar el tejido y aparecer manchas. Para evitar que se apelmace, muévelo y cámbialo de posición varias veces al día.

Tanto si te decantas por una opción como por la otra, asegúrate que esté seco del todo antes de volver a poner el relleno nórdico en el interior de la funda o guardarlo en perfectas condiciones en el armario, puesto que podría aparecer humedad y moho, lo que deterioraría el textil.