Inicio Consejos Sacos nórdicos para evitar que tu hijo se destape mientras duerme

Sacos nórdicos para evitar que tu hijo se destape mientras duerme

por blogBB_editor

TIEMPO APROXIMADO DE LECTURA: 5 MINUTOS

Los sacos nórdicos son la solución perfecta para los más peques de la casa. ¿Por qué? Los niños son movidos hasta en sueños, algunos adoptan posturas inimaginables mientras duermen y como consecuencia acaban con toda la ropa de cama echa un lío. Si te preocupa que tu hijo se destape por la noche y pueda coger frío, te explicamos todas las ventajas de utilizar sacos nórdicos.

Qué son los sacos nórdicos

Los sacos nórdicos están compuestos por cuatro elementos: una sábana bajera ajustable con cremallera, que va desde un lateral hasta el otro, pasando por la parte inferior de la cama, es decir, forma una U sobre la bajera.

El siguiente elemento de un saco nórdico es la funda nórdica, que también tiene una cremallera que coincide con la cremallera de la bajera. De esta forma, cuando ambos textiles están abrochados, solo queda libre la parte superior de la cama, es decir, donde descansa la almohada.

sacos nordicos

Los otros dos textiles son la funda de almohada -a conjunto con el diseño del saco nórdico- y el relleno nórdico. No es un nórdico cualquiera, pues ha de cumplir con las medidas de la funda y a diferencia del nórdico de una cama individual, éste únicamente tiene la superficie que corresponde a la cama, es decir, 90 cm.

Ventajas de utilizar sacos nórdicos

Los sacos nórdicos son una apuesta segura principalmente por dos motivos. La razón primordial es porque tu hijo queda arropado totalmente gracias a las cremalleras que unen la sábana bajera con la funda nórdica, asegurando que no se destape en toda la noche.

La otra ventaja es que con este textil es muy fácil hacer la cama, solo hay que abrochar la cremallera de nuevo y ya está, por lo que resultan ideales para literas o camas de difícil acceso, puesto que conseguirás un acabado perfecto sin mucho esfuerzo.

Además, no tendrás que hacer malabarismos para hacer coincidir las puntas del nórdico en la funda porque al ser un nórdico especial, se adapta rápidamente. Y verás que tampoco necesitan planchado, ahorrándote mucho tiempo que podrás dedicar a otras cosas.

En los meses de más calor, puedes seguir utilizando los sacos nórdicos a modo de sábana fina. Tan solo debes extraer el relleno nórdico del interior de la funda nórdica.

Sacos nórdicos infantiles de Burrito Blanco

Sabemos lo importante que es mantener calientes a los niños mientras duermen. Los sacos nórdicos infantiles de Burrito Blanco combinan estilo y funcionalidad: puedes encontrar una amplia variedad de colores y divertidos estampados que se adaptan a la decoración de cualquier habitación infantil y, además, son muy fáciles de lavar y de volver a montar. No podemos obviar que cuando se trata de niños puede haber “accidentes” nocturnos, por lo que el cambio de ropa de cama suele ser mucho más frecuente que en dormitorios adultos.

sacos nordicos

Crédito imagen: @mama_aprendeaandar

Artículos relacionados

error: