Inicio Consejos Consejos para lavar la ropa de cama en casa

Consejos para lavar la ropa de cama en casa

por admin

Cambiar la ropa de cama es una de las tareas del hogar más tediosas. Los expertos recomiendan lavar las sábanas una vez a la semana. El edredón, la funda nórdica o la colcha se lavan con menor frecuencia, sin embargo, se deberían cambiar también semanalmente o cada quince días.

Y es que, aunque a primera vista pueda parecer que esa colcha o ese edredón estén limpios, sin que nos demos cuenta, con el tiempo se acumulan ácaros de polvo, sudor y otro tipo de sustancias que pueden ocasionar problemas respiratorios y dificultar el descanso nocturno.

Para mantener en buen estado las prendas y alargar su vida útil es importante que el proceso de lavado y secado se realice correctamente, solo así nos aseguraremos de conservarlas en óptimas condiciones.

Recomendaciones para lavar la ropa de cama

En función de la composición, deberemos optar por uno u otro proceso de lavado y secado. Por lo general, la mayoría de textiles como sábanas, mantas, fundas nórdicas o edredones pueden lavarse en casa, siempre y cuando dispongamos de una lavadora con suficiente capacidad. En caso de no ser así, lo mejor es que lleves las prendas a la lavandería.

Estos son los pasos que debes tener en cuenta para un correcto lavado y secado de la ropa de cama en casa:

1- Lee la etiqueta donde figuran las instrucciones del fabricante

Cada pieza trae consigo unas indicaciones para su correcto mantenimiento. A menudo, las quitamos sin caer en la cuenta que para que perdure la prenda es necesario seguir las recomendaciones de lavado y secado que se especifican en las etiquetas.

2- Aplica un tratamiento para las manchas

Antes de poner las sábanas a lavar, es importante que revises si hay manchas, para aplicarle un tratamiento específico. En función del tipo de mancha, debes valorar la utilización de un quitamanchas o hacer un prelavado a máquina.

3- Evita la sobrecarga de la lavadora

Para ahorrar tiempo es habitual poner en una misma colada un par de juegos de sábanas. Aunque depende de la capacidad de cada lavadora, debes cerciorarte que quede suficiente espacio en el tambor para que se distribuya correctamente el agua y el detergente. De esta forma, aseguraremos la eficacia del lavado de los textiles.

4- Lavado y secado de las prendas por separado

Es otro de los errores más comunes que se cometen a la hora de lavar y secar la ropa de cama: juntar diferentes prendas para ahorrar tiempo. La composición de sábanas, colchas, fundas nórdicas o edredones es diferente, por lo que se desaconseja mezclar los textiles de diferentes materiales en la misma colada.

Asimismo, tampoco se recomienda lavar o secar la ropa de cama junto a otras prendas textiles del hogar, como pueden ser, por ejemplo, prendas delicadas, pijamas o toallas. Si lavamos y secamos los textiles por separado evitaremos que se adhieran pelusas a las prendas y que éstas se arruguen más, además de asegurarnos una limpieza profunda.

5- Ciclo de lavado correcto

Volvemos al primer punto. Hay que leer atentamente la etiqueta con las indicaciones para aplicar el ciclo de lavado adecuado y evitar, de esta forma, dañar los tejidos. En función del tipo de material deberás elegir un programa de agua caliente, a una temperatura templada o fría.

Para los tejidos sintéticos, por ejemplo, se recomienda un ciclo de lavado en agua tibia o fría. En el caso de las sábanas de algodón, lo mejor es utilizar un programa de lavado de 60º.

6- Cuidado con la dosis de detergente y suavizante

En cuanto a los detergentes y suavizantes, hay que tener en cuenta dos aspectos básicos. Por un lado, la elección: escoge un detergente y suavizante especial para el lavado a máquina de ropa delicada. El segundo aspecto a tener en cuenta: la cantidad. Para evitar que queden residuos, que restarán suavidad a las prendas, debes poner la cantidad proporcional al tamaño de la carga.

7- Evita un exceso de secado

En cuanto al secado de las prendas puedes hacerlo o bien en la secadora o tendiéndolas al aire libre. En ambos casos, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones. En el caso de utilizar secadora, elige un programa a media o baja temperatura, a ser posible con ciclo antiarrugas, que dure el menor tiempo posible. Si optas por tender la ropa de cama al aire libre, evita la luz directa al sol y las altas temperatura puesto que restaran suavidad a los tejidos.

8- No te descuides la ropa de cama en la lavadora o secadora

Para evitar que la ropa de cama se arrugue demasiado, debes prestar atención y sacar inmediatamente las prendas de la lavadora una vez terminado el ciclo de lavado. Antes del secado, sacúdelas un poco. En el caso de poner las sábanas a la secadora, también debes sacarlas inmediatamente después de terminar el programa de secado.

 

Instrucciones para lavar la ropa de cama

Como hemos comentado, el primer paso es leer las instrucciones de las etiquetas del producto. En ellas, los fabricantes ponen unos símbolos para indicar las condiciones del lavado. Los más comunes son:

 

Significado: la prenda se puede lavar a máquina o a mano.

Significado: la prenda sólo se puede lavar a mano.

Significado: la prenda se puede lavar a máquina. La cifra indica la temperatura máxima a la que se puede lavar.

Significado: la prenda sólo se puede lavar en seco.

Instrucciones para el secado de la ropa de cama

En el caso del secado de prendas, los símbolos más comunes son:

 

Significado: la prenda puede secarse en la secadora a baja temperatura.

 

Significado: la prenda puede secarse en la secadora a temperatura normal.

Significado: la prenda no puede secarse en la secadora.

Instrucciones para el planchado de la ropa de cama

En cuanto al planchado de la ropa de cama, debe conocer los siguientes símbolos para evitar la rotura de sábanas, edredones y colchas.

 

Significado: se puede planchar la prenda bajo las indicaciones del fabricante.

 

Significado: se puede planchar la prenda a una temperatura máxima de 110º.

Significado: se puede planchar la prenda a una temperatura máxima de 150º.

Significado: se puede planchar la prenda a una temperatura máxima de 200º.

Significado: no se puede planchar la prenda.

 

Artículos relacionados

error: