Inicio Inspiración Consigue una habitación para bebés con un diseño neutro

Consigue una habitación para bebés con un diseño neutro

por admin

La habitación para bebés también se suma a la crianza sin género. Cada vez hay más padres que huyen de los estereotipos masculinos y femeninos y optan por crear espacios unisex. Se acabó el dormitorio rosa para la niña y azul para el niño, ahora los colores neutros como el beige o el gris sirven de fondo para la decoración infantil. Eso no significa crear habitaciones aburridas, ¡hay muchos colores con los que jugar para dar un toque divertido, original e infantil a la estancia! 

Las últimas tendencias en habitación para bebés

La tendencia más actual para la decoración de una habitación para bebés parte de un color neutro y muebles de madera natural o blanco. Sí, el estilo nordic también se ha colado en las habitaciones para los más pequeños.

Sobre ese fondo, combina pequeños detalles en tonos empolvados o colores más vivos y brillantes según tus preferencias. Por ejemplo, una de las tendencias más in de esta temporada es usar papeles pintados o vinilos sobre paredes lisas, para convertirlas en el centro del espacio.

Los textiles también serán un punto clave en la decoración. Cortinas, ropa de cuna, cambiador, cojines, alfombras… deberán continuar con la línea estética que te hayas marcado.

Si el centro de cualquier dormitorio es la cama, en la habitación para bebés es la cuna.  Por ello, la colcha o edredón que elijas y el protector de barrote o chichonera darán el toque final. Puedes combinar los tonos beige y blanco con pequeños detalles en rojo que ayudarán a romper la gama cromática, así como textiles lisos con estampados. Lo mismo ocurre con el gris, al que puedes aplicar pequeños toques de color naranja, rojo y turquesa o jugar con tejidos como el piqué y finos estampados como los topitos o diseños bordados con elementos unisex (setas, árboles, ovejas, erizos, etc.).

El juego de sábanas completa la cuna. Compuesto por sábana bajera, encimera y funda de almohada, da un toque extra sacando el embozo o dejando la almohada por encima de la colcha. Asegúrate que sean 100% de algodón, para que no suelten pelusas, resistan los lavados y otorguen una alta suavidad y confort al bebé. 

 

Ropa de cama para tu bebé

Descubre la nueva colección Burrito Blanco Baby

 

Otro toque decorativo y además útil es la mantita. Al principio, el bebé pasa mucho tiempo durmiendo, así que dependiendo del momento del día y la temperatura se necesita arroparlo más o menos. Ten una manta suave a mano, dejada a los pies de la cuna o en una cesta cerca, te ayudará si tienes que coger el bebé cuando hace frío y además aporta personalidad a la decoración de la habitación.

Los almohadones y cojines ponen el toque decorativo a cualquier habitación, también en la de los más pequeños. En este caso puedes incluirlos en algún sillón o butaca que te ayude a estar más cómodo cuando tienes que dormirlo o darle de comer.

Los juguetes no pueden faltar. Para los bebés, lo más recomendable son peluches suaves y pequeños que puedan decorar o hacerles compañía en la cuna.

Artículos relacionados