Inicio Ínspirate Edredones para transformar un dormitorio infantil en un dormitorio juvenil

Edredones para transformar un dormitorio infantil en un dormitorio juvenil

por Isa Vilches

TIEMPO APROXIMADO DE LECTURA: 4 MINUTOS

Seguro que te gustaría parar el tiempo y seguir viendo esos edredones con detalles infantiles en la habitación de tu hijo. Tarde o temprano, irremediablemente, llegará el momento de transformar el dormitorio de tu “pequeño” en un dormitorio juvenil. En ese caso, puedes optar por hacer una reforma integral, es decir, pintar de nuevo la habitación y cambiar el mobiliario y la ropa de cama o bien adaptar el dormitorio haciendo pequeños cambios en los textiles y la decoración.

Hoy queremos proponerte un cambio sencillo y de bajo coste: transformar una habitación infantil en una habitación juvenil cambiando tan solo los edredones. ¿Necesitas ideas? ¡Toma nota!

Edredones juveniles con estampado a rayas

Si tu hijo está entrando en la adolescencia, pero todavía conserva una parte infantil, los edredones juveniles de rayas con tejido punto jersey son una opción muy recomendable por su versatilidad.

edredones para dormitorios juveniles

Se trata de un modelo con un diseño en tendencia, pero simple, es decir, sin estampados de los que pueda cansarse enseguida. Ten en cuenta que en esta edad la personalidad de tu hijo se empieza a formar y puede que su estilo varíe en poco tiempo, por lo que con este tipo de edredones te aseguras que pueda utilizarlo durante un largo tiempo.

Están disponibles en tres colores: rosa, azul y gris.  Además, el tejido punto jersey aporta calidez al dormitorio, convirtiéndolo en un espacio útil y agradable.

Un sinfín de posibilidades con los edredones bicolores

Los edredones juveniles bicolores de Burrito Blanco, de tacto suave y sedoso, tienen una doble funcionalidad: puedes utilizarlos o bien como un cubrecama o bien como relleno nórdico.

Se trata de un textil muy versátil, por lo que, si en un tiempo quieres hacer un nuevo cambio, te aseguras que puedes aprovechar el edredón como relleno nórdico, ya que está elaborado con fibra de poliéster de 250 gr/m2 que aísla bien el frío.

Hay 8 modelos disponibles, que combinan el mismo color en distinta tonalidad (fuerte/suave). Si tienes un hijo con mucha personalidad tienes combinaciones más arriesgadas en colores más estridentes como el naranja y melocotón o verde y pistacho. Si en cambio, su habitación es más pequeña y necesitas aportar un poco de amplitud y luz, puedes optar por los colores claros como gris o blanco.

Edredones boutí para dormitorios con mucha personalidad

Los edredones boutí son uno de los must have en ropa de cama por sus diseños de tendencia. Si tu hijo tiene claro cuáles son sus gustos y cómo quiere que sea su dormitorio, los edredones boutí son su mejor opción.

Hay modelos muy diferentes, desde estampados florales hasta edredones de cuadros o con diseños ornamentales, en función de su estilo. Lo bueno de estos edredones es que, además de ser decorativos, están fabricados con relleno de fibra de poliéster de 250gr, que aporta calidez y confort.

Edredones como relleno nórdico

Si tu hijo prefiere vestir la cama con diseños gráficos, tienes la opción de combinar un edredón de plumas con algunas de las fundas nórdicas juveniles. ¡Hay muchas posibilidades para elegir qué look quiere dar a su dormitorio! Algunas ideas: para jóvenes amantes de la fotografía, recomendamos esta funda nórdica con estampado de cámaras fotográficas retro y para los más viajeros la funda nórdica con estampado de mapas.

Desprenderse de la decoración infantil por una habitación más juvenil es un cambio importante para tu hijo, por lo que nuestro consejo es que hables con él sobre cómo le gustaría que fuera su nuevo dormitorio, qué colores le gustan más y cómo podríais combinarlo para que se sienta a gusto e identificado con el nuevo look de su habitación.

Artículos relacionados

error: